GESTIONA INCIDENCIAS EN 8 PASOS

GESTIONA INCIDENCIAS EN 8 PASOS

La gestión de incidencias es uno de los temas mas importantes a tener en cuenta para una correcta atención al cliente. Resolver cualquier incidencia de manera rápida y eficaz analizando lo ocurrido y aplicando directrices y procesos para que no vuelvan a repetirse hacen que la experiencia del cliente sea la óptima para fidelizarlo. Sigue leyendo y aprende a gestionar tus incidencias en 8 pasos:
Muéstrate abierto a escuchar
Muestra a tu cliente que estás abierto a recibir quejas y reclamaciones mediante formularios puestos a su disposición de manera explícita. Deja que hablen, que muestren su disconformidad libremente y que comenten sus posibles soluciones.
Brinda soluciones correctivas Hazles ver que la empresa dispone de soluciones concretas para su reclamación.
Crea soluciones preventivas Utiliza procedimientos que ayuden a prevenir situaciones de disconformidad de los clientes. Haz que el personal esté informado de los nuevos cambios.
Informa al cliente sobre la solución Es de vital importancia que el cliente conozca cuando se le va a dar una respuesta. Ajústate a la fecha. Infórmale del medio con el que os podréis en contacto con él.
Resuelve el problema Da una solución rápida y con la que el cliente se sienta cómodo. Ha veces resultará complicado hacer que la experiencia que el cliente reclama case con la operativa de la empresa, pero con una buena atención conseguirás llegar a un punto medio.
Haz un seguimiento Interésate por la evolución de la incidencia. No dudes en llamar al cliente, comprobar que la incidencia está resuelta y él ha quedado conforme. Una vez tramitada y conformada con el cliente, dale cierre.
Utiliza herramientas de gestión de incidencias Utiliza herramientas de gestión que te ayuden a gestionar correctamente cada uno de los pasos tanto de manera interna como de cara al cliente.
Prueba nuestra herramienta ADV HELPDESK. Software de gestión de incidencias indicado para servicios de mantenimiento, ayuda al usuario a la resolución de problemas en cualquier sector.
Gestiona y resuelve las incidencias de un servicio controlando en todo momento su trazabilidad.